Antidepresivos y cómo pueden arruinar tu vida sexual

La mayoría de las personas que toman ciertos medicamentos para tratar ciertas dolencias a menudo terminan en una situación desagradable o incómoda, por ejemplo, antidepresivos. Si bien estos medicamentos ayudan a tratar, controlar y prevenir una serie de problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión, o incluso el trastorno de estrés postraumático, […]

La mayoría de las personas que toman ciertos medicamentos para tratar ciertas dolencias a menudo terminan en una situación desagradable o incómoda, por ejemplo, antidepresivos. Si bien estos medicamentos ayudan a tratar, controlar y prevenir una serie de problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión, o incluso el trastorno de estrés postraumático, también tienen una serie de efectos secundarios desagradables, que incluyen afectar tu vida sexual.

Los antidepresivos pueden Limpie la capacidad de una niña para el orgasmo

Si alguno de sus amigos de la conexión, o incluso su Escort de valencia está tomando antidepresivos para protegerse de los malos estados de ánimo, o ansiedades, tal vez podría decir ¡para reducirlos lentamente, ya que pueden aniquilar por completo la capacidad de una niña para el orgasmo!

Según un estudio publicado por el programa Quality Watch de Nuffield Trust and Health Foundation en el Reino Unido, la cantidad de antidepresivos administrados anualmente en Inglaterra aumentó en 25 millones de artículos entre 1998 y 2012.

Y los tipos más populares de medicamentos recetados incluyen ISRS o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, que tienen una potencial comprobado para disminuir el deseo sexual o retrasar (así como eliminar) el clímax.

Como los orgasmos, los tiempos buenos y malos también entran en las olas

Los investigadores también señalaron que “a menudo es difícil decir si los antidepresivos o la depresión en sí misma son los alborotadores, ya que ambos pueden tener un gran impacto sobre el impulso sexual y las relaciones “. También agregaron que al igual que los orgasmos, los buenos y los malos también vienen en oleadas.

Por lo tanto, si estás en la cima de un período difícil en este momento, y el alivio de un clímax sexual no se produce, entonces no no te preocupes, pero aguanta más. ¿Por qué? Porque ni su mente ni su cuerpo están irreparablemente rotos, y con el tiempo se sentirá “reparado” nuevamente (¡y también obtendrá su solución otra vez!).

Entonces, si alguno de sus amigos de conexión, o incluso su puta preferido de valencia está tomando antidepresivos, por favor cuénteles acerca de sus desagradables efectos secundarios, y pídales que consulten con su médico sobre cómo disminuirlo, o que cambien a algo menos dañino para su vida sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *